viernes, 28 de agosto de 2009

Rutas

El camino de Paradela.


El camino de Paradela trae recuerdos de la infancia, cuando se iba a la hierba y para hacerlo más llevadero, los mayores nos hacían ver los nombres de los parajes por los que íbamos pasando como si fueran etapas o estaciones. De esta manera, estos nombres han quedado grabados en la memoria de una manera imborrable.

Comecemos, pues. Este camino es el tradicional que lleva de Trabadelo al barrio (hoy despoblado) de Paradela, es ideal para conocer los paisajes del pueblo, es ancho, en un estado decente y tiene unos 1,5 km. de longitud. Empieza en el lugar llamado Ponte de Tréveda (o Ponte Tréveda), donde existe un puente sobre el río de Paradela en el Camino de Santiago o antigua carretera Nacional VI.


Una vez iniciado el camino y tras un corto trayecto...





Llegamos a Pena das Cabras, con su campa a la derecha...


Y la peña que le da nombre a la izquierda, al otro lado del río.


Más adelante aparece a Lameira das Monxas, donde hubo una lameira o prado natural, regado con un pozo que recogía el agua que bajaba desde las Médulas. Hoy todo está abandonado y hay plantados árboles.


Nuestra próxima etapa es o Caroceiro...


...donde cruza el camino un regueiro o arroyo que regaba los lameiros que vemos en la foto. A la derecha del camino, entre la maleza, podremos ver los restos del pozo con el que se regaban los prados.


Y en seguida nos internaremos en o Fulgueiral, no sin antes apreciar las tierras llamadas Tréveda al fondo, al otro lado del río.


O Fulgueiral es un magnífico bosque de castaños de todas formas, tamaños y alturas...


... donde abundan los helechos (fulgueiros) que le dan nombre, como vemos en la foto.


El próximo paraje se llama Valdequinta


También cuenta con sotos de castaños, alguno de los cuales es enorme y aparece en un libro sobre árboles monumentales del Bierzo.


Al llegar a un cavorco o barranco por el que baja otro pequeño arroyo que cruzaremos, el camino torcerá a la izquierda y se encaminará hacia el Noreste.


Comenzará el paraje denominado o Barredal...


En este lugar el valle se estrecha, con el río pasando por debajo del camino. A la derecha del camino podremos ver antiguos campos donde se cultivaban cereales llamados searas. Al otro lado del río de Paradela veremos prados abandonados y monte.






Llegaremos a la última curva y a la cuesta más empinada poco antes de llegar a Paradela. Aquí el valle se vuelve a ensanchar.


Paradela ya está cerca. Vemos enfrente el monte llamado a Murria.


Hemos llegado. La primera casa que se ve es la Casa do Canteiro.