martes, 6 de octubre de 2009

Vida tradicional

Aperos de labranza, utensilios y herramientas.

Aunque hasta hace poco estos artefactos eran algo indispensable para la vida diaria de los habitantes del pueblo, ya sabemos que actualmente son parte de la historia: algunos han desaparecido totalmente y otros quizá dentro de poco ya no se usen. Describamos algunos por orden alfabético, diciendo también que se dejarán para más adelante tres de los más interesantes y complejos: el carro, el arado y el yugo.

aixada. Azada, herramienta que sirve para arrancar plantas leñosas (uces, xestas), cortar raíces, etc. que consiste en una pequeña plancha de hierro en forma de trapecio con un lado cortante y un anillo por el cual penetra el mango, que es de madera.

angazo. Rastrillo (o rastro), herramienta de madera que consta de un mango largo y de un tarugo alargado donde van insertados una fila de dientes. Sirve para recoger la hierba en los prados, hojas secas y broza en los sotos de castaños o juntar la paja en la era. A la acción de usar el angazo se llama angazar. Es conocido el chiste de aquella persona que salió del pueblo y al volver, diciendo que se le había olvidado el gallego preguntó: ¿cómo le llaman a esta herramienta, que ya no me acuerdo?, pisando en aquel momento los los dientes del angazo. En el momento el mango salió disparado para arriba, dándole un buen golpe en la cabeza a lo que aquella persona exclamó: ¡carallo pra o angazo!

basoiro. Nombre de la escoba tradicional, hecha de xesta (retama) Utilizada para barrer en casa, en las eras.

batideira. Especie de azada de mango largo (también llamada en castellano batidera, batedera). Consiste en una plancha de hierro cuadrada y se utiliza para regar los prados, limipar las acequias, mezclar cemento con arena, etc.

forcada. En castellano horca, horquilla, bieldo. Instrumento de madera consistente en un mango en cuyo extremo se bifurcan dos púas (gallos). Servía para dar la vuelta a la hierba de los prados, para meterla en el carro, cargar o descargar paja, separar la paja del grano en las eras, etc.

fouce. Tipo de hoz con el mango largo utilizada para rozar zarzas, cortar ramas de árbol, podar...

foucín. Hoz, instrumento compuesto de una hoja de metal curva, afilada por la parte cóncava y un mango corto de madera. Tradicional herramienta para segar, hoy se utiliza para cortar hierbas (rozar)

gadaña. Guadaña, instrumento para segar la hierba (gadañar), consistente en una cuchilla grande, afilada por el lado cóncavo y un mango (estil) de metal o madera con dos manijas, una en el extremo para la mano izquierda y otra hacia la mitad para la derecha. Tradicionalmente, antes de empezar la temporada de la hierba la guadaña se cravuñaba. Para la operación eran precisos un yunque (xunca) y un martillo con punta fina de acero con el que se picaba el corte para enderezarlo. El desgaste del filo durante el trabajo en el prado se corregía con una piedra de afilar que el que segaba llevaba dentro del cacháparo, recipiente hecho con un cuerno de vaca y lleno de agua que la humedecía.

garabato. Especie de horca de hierro de dientes curvos, con mango largo de madera. Su principal función es la de arrastrar, sea broza, estiércol, etc.

guincha. Otra especie de horca de hierro, esta con los dientes rectos y con mango largo de madera también. Utilizada para recoger hierba, hojas, cargar el estiércol en los carros, etc.

machado. Hacha, conocida herramienta para cortar leña.

mallo. (castellano: mayal, manal) Instrumento con el que tradicionalmente se separaba la paja del grano en la era. Consistía en un mango (el palo más largo) y otro palo más pequeño (llamado pértigo) con el que se golpeaba la mies, estando unidos por unos lazos o asas de cuero. El que hacía el trabajo era el mallador.

pala. Conocida herramienta para utilizada para cavar.

palanca. Instrumento de hierro, especie de barra utilizada para mover pesos y, clavándola en el suelo, para hacer agujeros donde se plantan árboles.

pico. Conocido instrumento empleado para cavar. Normalmente, en su extremo metálico hay un lado acabado en punta y otro acabado en pala estrecha

sacha. (castellano: azadón, escarda) Consta de dos trozos de hierro a modo de dientes largos y relativamente gruesos que terminan algo en punta en la parte inferior y se unen en la superior, donde forman un ojo en el que se introduce el mango, que es de madera. Se utiliza para cavar, hacer surcos, arrancar patatas, quitar las malas hierbas de las fincas, etc. Si es pequeño se le llama sacho. Éste suele ser en forma de pico y se utiliza para hacer surcos en los que sembrar.

vara. Palo muy largo y delgado, generalmente de madera de avellano, empleado para hacer que las nueces o castañas ya maduras caigan a tierra. A veces es espectacular su longitud.

Ilustremos ahora las explicaciones con unas cuantas fotos:


Angazo.

Batideira.


Cacháparo.

Fouce.

Foucín.

Gadaña.


Garabato.


Guincha.


Machado.


Sacha.