martes, 28 de diciembre de 2010

Patrimonio


La iglesia (III)


HISTORIA HASTA EL SIGLO XIX.

La iglesia de Trabadelo fue una de las del Bierzo que, junto con las de Cacabelos y Busmayor, dependieron del arzobispado de Santiago de Compostela hasta finales del siglo XIX (1895) Aunque su fundación es medieval y se tienen numerosas referencias documentales de su existencia en esta época (ya en 1286 aparece en un documento del monasterio de Carracedo que su patrón es San Nicolás), apenas quedan restos de su fábrica primitiva, a no ser en el muro que da al norte y en la capilla mayor.

Esta fábrica medieval sufrirá,a lo largo de los siglos de la Edad Moderna, una serie de reformas, y las más significativas son, con mucho, aquellas que se realizan en el siglo XVIII. A lo largo de los siglos XVI y XVII se llevarán a cabo pequeñas obras de mantenimiento que afectaron sobre todo a la torre, al campanario, al cabildo y al chapitel de la torre, o sea, a las partes más sencillas. Así, a finales del siglo XVI se hace el cabildo de la puerta principal y varias obras en la galería del campanario, realizadas en el año 1582 por los carpinteros de Villafranca del Bierzo, Luis Ovalle y Pedro López, que se remataría en 22 ducados. Tres años más tarde, en 1585, los carpinteros de Sotogayoso Francisco y Pedro Souto, construyeron el nuevo cabildo, pero en en esta ocasión "el de arriba" En el año 1595, Juan de San Miguel, con su cuadrilla, fabricó el campanario y el atrio por 81 ducados. Actúan como hombres buenos y tasadores de dicha obra Hernando de Balabarca, nombrado por el mayordomo (hoy diríamos administrador) de la iglesia, y Francisco de la Peña por el contratista.

En el siglo XVII será necesario realizar algunas obras, sobre todo de mantenimiento, en alguna de las cuales posiblemente haya intervenido el maestro de cantería Andrés de la Barcana, que aparececomo vecino de Trabadelo en el año 1639.

Las obras realizadas en el siglo XVIII serán las que le confieran su forma actual y se puede decir que, sin apenas cambios importantes, son las que se han mantenido hasta la actualidad. Desde principios de la centuria se desarrolla una gran actividad constructiva que modificará notablemente la primitiva fábrica. Entre los años 1706 y 1711 se construye un nuevo atrio. En la década de los veinte se comienza la sacristía. En la Vista del año de 1717, se había ordenado que "si llega el dinero, para hacer una sacristía"; en 1724 el mayordomo pagó 274 reales a los que hicieron las paredes y trajeron piedra, barro y otros jornales para hacer la sacristía; aunque el cura las manda hacer, las obras no se terminarán hasta 1738.

En el año 1726 la iglesia necesita algunas reparaciones, que son realizadas en ese mismo año por el maestro de carpintería Joseph Martínez. Entre 1721 y 1744 se construye una nueva nave lateral, al mismo tiempo que se reforma el cuerpo de la iglesia. El carpintero Joseph Martínez cobra, en 1721, 60 reales que le adeudaban por la construcción de la nave de la iglesia. También, entre 1732 y 1738, se volverá a reconstruir la sacristía que se había levantado en los años veinte; en el 1744 se hizo la techumbre de la nave de la iglesia, y en el año 1793 la torre espadaña es reparada por el cantero Marina.




Iglesia. Años 70.








BIBLIOGRAFÍA.

Arquitectura religiosa en El Bierzo (S. XVI-XVIII): Vicente Fernández Vázquez. Editorial Institución Virgen de La Encina, 2000-2001, páginas 638 y 639


Fotografía por Manolo González Amigo.