sábado, 5 de febrero de 2011

Mes a Mes (IV)

Abril




Abril representado en las pinturas del Panteón de los Reyes de San Isidoro de León. Fuente: http://www.romanicoaragones.com/






Según el refrán, abril es chuviñoso, lluvioso. Mes decisivo por la lluvia que necesitaba el cereal que empezaba a nacer. El trigo se sembraba a finales de mes: con un mego o cesto en el cual se metía la mano y se iba extendiendo el grano. La proporción era media fanega o dos cuartales de tierra por una de semilla. También es época de siembra de patatas, sobre todo el las Cortiñas, donde se hacía a sacha y en surcos (sucos), tapándolos luego. Se empezaban a quitar las primeras malas hierbas. En abril el ganado empieza a ir a los prados hasta mediados de mayo, cuando éstos se reservan para la recogida de la hierba.

Fiestas y celebraciones: Destaca la Semana Santa, que empezaba el Domingo de Ramos, día en el que tradicionalmente todo el mundo ha de estrenar algo y se bendecían los ramos de laurel (también boj o tejo) y seguía con el Jueves Santo, cuando a partir del mediodía no se podía trabajar hasta el lunes siguiente. Durante este día se hacía el llamado monumento. Consistía en tapar el altar mayor de la iglesia y poner velas a los santos del altar lateral (la Virgen del Rosario y San Antonio), para los que todo el mundo compraba una vela, habiendo tanta cantidad de ellas que los mozos dormían en la iglesia para evitar que con el fuego de dichas velas se pudiera quemar la iglesia. Durante el Viernes Santo tenían lugar el Vía Crucis, los calvarios hasta el cementerio (eran famosos los cantos de las beatas) y también dos procesiones: una diurna en la que era sacado el Cristo sólo por los hombres y otra nocturna, en la que la sacada era la Virgen del Rosario y en la que el exterior de las casas del pueblo era adornado con luces, ya fueran velas, cirios, conchas de caracol con mecha, etc. Durante la noche del Viernes Santo y la del Sábado Santo los mozos seguían durmiendo en la iglesia para evitar posibles fuegos. Y llegaba el Domingo de Resurrección, día en que los padrinos regalaban el panecillo a sus ahijados y se comía de postre torraxas (torrijas)
Es conveniente señalar que después de Semana Santa siempre había confesiones generales con posterior comunión.









Abril ilustrado en el libro de horas "les très riches heures du Duc du Berry", manuscrito del siglo XV. Fuente: Wikipedia.